JUAN GABRIEL: EL ARTISTA QUE VENCIÓ A LA ADVERSIDAD

sin-titulo

DORA VILLALOBOS MENDOZA

Mi favorita es “Se me Olvidó Otra Vez”. Platicando con Norma Ledezma, coincidimos en el gusto. Y entre risas, las dos analizamos: ¡Qué ganas de autoflagelarnos! ¿Seremos masoquistas? No, pero cuando eres joven y el novio te abandona, escuchas la canción y se te estruja tanto el corazón, que la saboreas. Sientes tristeza, pero la cantas y la quieres volver a escuchar. Esa es la gracia de las canciones que compuso Juan Gabriel. Son sencillas, simples, cotidianas. Y al mismo tiempo son.
No por nada lo llora tanta gente. De todas las edades. Pobres y ricos. Mujeres y hombres. Más allá de México. Más allá de Juárez. Una sola versión de “Se me Olvidó Otra Vez” en Youtube tiene 19 millones 820 mil 187 visitas.

¿Cuál es tu canción favorita de JuanGa? Hice esta pregunta a diestra y siniestra. “Querida”, “Amor Eterno”, “No Tengo Dinero”, “La Diferencia”, “Tú Estás Siempre en mi Mente”, “Así Fue”, “Hasta que te Conocí”, son algunas de las más populares. En realidad, todas las canciones de Juan Gabriel son populares.

Los medios de comunicación no hablan de otra cosa. Murió Juan Gabriel, el artista que venció la adversidad económica, la marginación. Murió Alberto Aguilera Valadez, el ser humano que rompió esquemas, que vivió su diversidad sexual sin dar explicaciones.

¿Quién no ha cantado, tarareado, una canción de Juan Gabriel?

Su vida está plasmada en sus canciones, en sus películas, en múltiples notas periodísticas y más recientemente en la serie que publicó TV Azteca sobre su vida. Llama la atención la entrevista que se hizo a sí mismo.

En Internet hay muchas versiones de su biografía. A continuación comparto una de ellas:

Nació el 7 de enero de 1950 en Parácuaro, Michoacán. Hijo de Gabriel Aguilera Rodríguez, arriero de Jacona, Michoacán y de Victoria Valadez Rojas, campesina también de Parácuaro, Michoacán.

Fue el menor de 10 hermanos: Rosa, quién murió casi recién nacida; Victoria, única hermana; José Guadalupe, Gabriel, Pablo y Miguel (q.e.p.d.). Después nacieron tres y los tres murieron.

Cuando nació, una comadre de su mamá, María de Jesús Valverde, sugirió que lo bautizaran como Alberto, en honor al personaje de una historia cubana, “El Derecho de Nacer”, llamado “Albertico Limonta” que estaba de moda, gracias a la radionovela de la XEW.

Su padre usualmente quemaba el pastizal para sembrarlo posteriormente. En una ocasión no tuvo control sobre esto. Por la preocupación y miedo a lo que vendría por provocar daños en propiedad ajena, se tiró al río, sufrió un shock y enfermó. Por tal motivo le internaron en “La Castañeda”. No se supo nada más de él. Cuentan que posiblemente escapó.

Tenía ocho meses en septiembre de 1950, cuando su madre, al tener problemas con sus cuñadas, se vio en la necesidad de escapar de madrugada rumbo a Apatzingán. De ahí, a Morelia y luego a Ciudad Juárez, Chihuahua, donde la esperaba María Romero Mora, misma que había sido patrona en Parácuaro de doña Brígida Rojas, abuela de Juan Gabriel y de su propia madre. Les permitió hospedarse en un pequeño cuarto. Ahí no permanecieron mucho tiempo, ya que entre los hijos de ambas existían diferencias.

De los 5 a los 13 años permaneció internado en la Escuela Laica de Mejoramiento Social para Menores, donde una patrona de su mamá, María de Jesús Mena, le consiguió lugar.

Una de sus primeras travesuras fue encerrar a su madre en un cuarto de la casa donde trabajaba de sirvienta, para que no lo llevara de nuevo al internado después de uno de los escasos fines de semana que lo llevaba a pasear.

En estas ocasiones, acompañaba a su madre a la iglesia, pero las imágenes de los santos lo asustaban por su cara de sufrimiento y dolor. Él siempre huyó del sufrimiento, del dolor y la soledad. Llegó al quinto año de primaria y lo demás, como él decía, lo fue aprendiendo en “la escuela de la vida”.

Siendo niño aprendió hojalatería y elaboración de artesanías, bajo órdenes de don Juan Contreras, de Zacatecas, a quien consideraba su padre, abuelo,

consejero, maestro y mejor amigo. En él creía y sólo a él le confiaba la tristeza que sentía por estar alejado de su madre. Padeció de los bronquios, así como una enfermedad llamada ciática.

En el internado tenía un compañero que le alquilaba su guitarra, a cambio de 20 centavos diarios. Micaela Alvarado, directora del Internado, fue la maestra a quien más quiso y quien más amor le ofreció en su infancia. En el internado aprendió a elaborar pan de sal, de dulce y donas de chocolate.

Cumplió los 13 años cuando, con la ventaja de ser el responsable de tirar la basura, al salir aprovechó la oportunidad para no volver más. Se fue a vivir con don Juan. Con él trabajaba y ganaba sus primeros centavos vendiendo artículos de hojalatería creados por sus propias manos. Al cumplir 14 años regresó a vivir con su madre y su hermana quien preparaba burritas de harina para vender. Así fue como conoció el centro de la ciudad.

Pasaba por las calles de La Paz y La Noche Triste cuando escuchó un coro cantando en un Templo Metodista. Entró y conoció dos señoras, les contó su historia y le dieron trabajo. Leonor y Beatriz Berumen, quienes se lo llevaron a vivir a la calle de Santos Degollado y 16 de Septiembre. Entonces supo qué era la religión.

Se dedicó a limpiar la iglesia, cantar en el coro y leer La Biblia, de la cual aprendía de memoria versículos, mismos que debía leer a los creyentes los domingos. Así correspondía al gran amor de doña Leonor y “doña Ticho”, como cariñosamente le llamaba a doña Beatriz.

Tiempo después un pastor del Templo Metodista de El Paso, Texas lo llevó al pueblo de Elsinore, California, para hacer el mismo trabajo. Ahí se quedó seis meses a vivir con una familia de raza negra. Le maravillaban sus voces, su amor a Dios y su fe. Aprendió a amarlos y siempre le llamó la atención que todo lo que hacían era para alabar a Dios.

El hecho de vivir cerca de Tijuana aumentó su curiosidad por conocer y viajar allá. Así lo hizo y en ella formó parte de los Coros de la Catedral de Guadalupe, donde conoció a su entrañable amigo, don Daniel Díaz, quien lo protegió como un padre. Lo llevó a Rosarito, Ensenada y Mexicali. Justamente

ahí es cuando conoce a Monna Bell, su ídola, en el “Marilyn Restaurant Bar”. Era noviembre de 1965. Al mes siguiente regresó a Ciudad Juárez.

Su platillo favorito era el pan con nata y canela. Su número cabalístico siempre fue el 7, que estuvo íntimamente ligado a su vida. Sus canciones preferidas son “Júrame” de María Greever, “Muñequita” y “Un Ángel Busco yo”, éxitos interpretados por Enrique Guzmán.

Su gran verdad y la mayor de todas “El orgullo de ser Mexicano”. Para él, ser mexicano significaba: “Ser un hombre honesto, trabajador, que saca adelante a su familia”.

No le gustaba hospedarse en hoteles, aunque eran parte de la vida profesional. Su gran miedo: Subirse a los aviones, ya que vivió experiencias desagradables en pleno vuelo. Siempre que tuvo oportunidad y tiempo, prefirió viajar manejando su propio automóvil.

A los 13 años compuso “La Muerte del Palomo”, a la que siguió “Ases y Tercia de Reyes”.

“Lágrimas y lluvia”, “Mis Ojos Tristes” y “Amor Eterno”, misma que dedica a la memoria de su madre fallecida en diciembre de 1974. Vivencias de su hermana Virginia lo inspiraron para componer “Se me Olvidó Otra vez”, “La Diferencia”, “Veinte Años”, “No Lastimes más” y “Tú Sigues Siendo el Mismo”. El recuerdo de su padre lo inspira para crear “De Sol a Sol”. De su vida al lado de don Juan, nace la canción: “Eternamente Agradecido”.

Empieza a cantar en Ciudad Juárez. Interpretó “María La Bandida”, del célebre José Alfredo Jiménez, en el programa “Noches Rancheras” del Canal 5 con Raúl Loya, “El Compadre más Padre”, quien lo bautizó con su primer nombre artístico: Adán Luna.

Sus compañeros de la época: Ana Lilia Arellano, a quien le compuso “Ana de mis Sueños”, tema interpretado por Lorenzo Antonio; María del Carmen, Armando Corona y Miguel Ángel “El Ojiverde”.

En 1966 debutó en el cabaret “Noa-Noa”, interpretando “Adoro”, de Armando Manzanero. Cantó “Cenizas”, “Yo te amo”, “Yo sé que no es Feliz” y “Harlem en español”, entre otros, con el acompañamiento de Los

Prisioneros del Ritmo. Simultáneamente se presentó como intérprete en: “Cucaracha Bar”, “Palacio Chino”, “Cucamonga”, “Boom-Boom”, “Charlie’s Bar”, y “Hawaiian”.

Viajó a la Ciudad de México, recorrió todas las compañías de discos, sin suerte alguna. Regresó a Ciudad Juárez y obtuvo su primer contrato para actuar en el “Malibú”. Recibía un salario de diez dólares diarios. En este mismo año conoció a la señora Mc Ulley.

En 1969 realizaba dos presentaciones diarias. En el “Malibú” a las 12 horas y en el “Boom-Boom” a las 2:00. Vivía en un departamento amueblado al fondo del Hotel Ritz.

Heberto Castillo, promotor de la entonces CBS, lo motivó a viajar a la Ciudad de México. La señora Mc Ulley le compró ropa y le prestó dinero. Pero al llegar a la CBS le dijeron que ya tenían muchos baladistas en su elenco. Lo rechazaron también en Discos Peerless.

En RCA, el maestro Eduardo Magallanes le aplicó una prueba con la interpretación de “Escándalo”, de Rubén Fuentes. Así consiguió empezar a trabajar en la industria discográfica, haciendo coros para grandes figuras de la canción, como: Roberto Jordán, Angélica María y Estela Núñez. La remuneración era poca y decidió regresar otra vez a Ciudad Juárez.

Continuó durante 1970 trabajando en los centros nocturnos, pero a insistencia de varias personas seguras de que triunfaría en México, decidió regresar a la capital y probar suerte por última vez. Al llegar al Distrito Federal, por falta de dinero, tuvo que dormir en la Estación de Ferrocarriles, en la Terminal de Autobuses, en la Alameda Central y en la Villa de Guadalupe.

Lo llevaron a la cárcel acusado de robo, episodio que sería plasmado en la película “Es mi Vida”. Mientras estaba encarcelado injustamente compuso canciones de protesta y poemas que no quiso grabar. También surgen temas como: “No tengo Dinero”, “Me he Quedado Solo”, “Tres Claveles y un Rosal”, “La más Querida” e “Iremos de la Mano”. La tortura de la privación de su libertad se prolongó año y medio.

Lucha Villa es quien le prestó dinero para comer y para dormir en uno de sus tantos viajes al Distrito Federal, cuando más lo necesitaba. Adoptó el nombre artístico de Juan Gabriel. Juan en agradecimiento al viejecito que le enseñó a trabajar, mismo que lo aconsejaba cuando estuvo internado. Gabriel en memoria de su padre.

En 1971, gracias a sus canciones conoce a Andrés Puentes Vargas, director de ‘Lecumberri’ y a su esposa Ofelia Urtusástegui. Lo presentan con ‘La Prieta Linda’, quien se da cuenta de que no había pruebas suficientes para que permaneciera encerrado.

Raúl del Valle y Enrique Okamura le ofrecieron integrarse a las filas de RCA Víctor, donde firmó contrato e inició la grabación de su primer disco: ‘Un Alma Joven’, donde incluyó su primer gran éxito: “No Tengo Dinero”.

Queta Jiménez “La Prieta Linda” también le tendió la mano y también se convirtióe en su primer intérprete cuando grabó “Noche a Noche”. Posteriormente, Roberto Jordán interpretó “No se ha Dado Cuenta”. Estelita Núñez grabó “Extraño tus Ojos”.

Con los temas “No Tengo Dinero”, “Me he Quedado Solo”, “La más Querida” y “Por las Mañanas”, llevó a cabo su primer presentación profesional en Caracas, Venezuela, en el programa ‘El y Ella’ de Radiocaracas Televisión, bajo la conducción de Mirla Castellanos y Miguel Ángel.

La primera vez que subió a un avión en plan promocional, viajó por Valencia, Maracaibo, Puerto la Cruz y Maracay. Trabajó en Caracas en el programa “De Fiesta en Venevisión”. Participó en el programa “Estrellas Musicales” con Jesús Acosta, productor en Canal 8 del aquel entonces Televicentro.

En ese año recibió su primer Disco de Oro. Participó en el Festival OTI ‘72 con “Será Mañana” y “Uno, dos y tres y me das un Beso”, mismas que aunque no calificaron, se colocaron en los primeros lugares de popularidad y fueron grabadas en un disco. Acompañó a José Alfredo Jiménez a su homenaje por 25 años como compositor en Dolores Hidalgo, Guanajuato.

Grandes figuras de la canción interpretaron y convirtieron en éxitos sus temas: “Por Ceer en tí” con Estrellita; Cuando me Vaya de tu Lado” con Mónica Ygual y “Que Vuelvas”, con Enrique Guzmán.

En 1973 el director Paul Muriat grabó en Francia “En esta Primavera”, “Esta Rosa Roja” y “Nada ni Nadie”. Debutó en el Teatro Apolo.

Por primera vez una mujer logró más de un millón de copias vendidas, Angélica María con “Tú Sigues Siendo el Mismo”. Gualberto Castro acrecentó su fama con “Canta, Canta”.

Recibió un homenaje que le rindió la Sociedad de Autores y Compositores de Música (SACM) por éxitos rotundos obtenidos en América Latina. Grabó por primera vez con mariachi: “Se me Olvidó otra Vez”, “Lágrimas y Lluvia”, “Qué Chasco me Llevé”, “Esta Noche voy a Verla” y “La Muerte del Palomo”.

Recibió el premio “El Heraldo” en 1974 como Compositor del Año y grabó con acompañamiento del Mariachi Vargas de Tecalitlán: “Te voy a Olvidar”, “No vuelvo a Molestarte”, “Ya no Insistas Corazón”, “Otra vez me Enamoré”, “Cuando todo se Acabe” y “Siempre estoy Pensando en ti”.

Grabó el cuarto disco de baladas: “A mi Guitarra”, “Te Propongo Matrimonio”, “De Sol a Sol” y “Nuestro Amor es lo más Bello del Mundo”: En este tiempo sufripo una de las pérdidas más dolorosas de su existencia: Murió su madre.

En 1975 filmó su primera película para Rogelio Agrasánchez: “Nobleza Ranchera”, al lado de doña Sara García, Carlos López Moctezuma, Sonia Amelio y Verónica Castro.

Grabó el programa “Visitando a las Estrellas” con el desaparecido Paco Malgesto. Debutó en el Casino Royale, de Ernesto Vals y el Teatro ‘Blanquita’, al lado de María Victoria. Recibió el Discómetro del Mercado de Discos por altas ventas del tema “Se me Olvidó otra Vez”.

Grabó “Tu Abandono”, “Mía un año”, “Yo te Perdono”, “No les Vaya a Suceder” y “Cada quien su Camino”. César Costa interpretó con mucho éxito “Lo Nuestro es un Sueño”.

Asistió al homenaje a Pedro Vargas que le rindió “Radio Koce” de San Antonio, Texas. En 1976 lanzó a la fama “Siempre en mi Mente”, “María José” y “Lágrimas Tristes”.

Participó actuando en el programa “La Criada Bien Criada”. Recibió homenaje de la prensa y el “Nipper de Oro” por dos millones de copias vendidas.

Filmó la película dirigida por Rafael Rosales: “En esta Primavera”, al lado de Estrellita y Merle Uribe.

Grabó junto a Estela Núñez “Mañana, Mañana” y “Esta Noche”. Con María Victoria, “17 Años” y “Señora María Victoria”. Con Lucha Villa, “Juro que Nunca Volveré”.

En 1977 realizó su última grabación para RCA Víctor: “Te Llegará mi Olvido”, “Ella”, “Juro que Nunca Volverá” y “Con un Poco de Amor”.

Iniciaron los éxitos reinventando la carrera de Rocío Dúrcal con mariachi: “Fue tan poco tu Cariño”, “Tarde”, “Jamás me Cansaré de ti” y “Amor del Alma”.

Debutó junto a María Victoria en ‘El Apache 14’. Lupita D’Alessio disfrutó las mieles del éxito con “Juro que Nunca Volveré”.

En 1978 se presentó en el Hotel del Prado. Recibió nuevamente el merecido premio “El Heraldo” por “Siempre en mi Mente”. Estela Núñez grabó “No me Arrepiento de Nada”. José José sigue encumbrando su carrera con “Lo Pasado, Pasado”.

Firmó con Ariola y grabó “Aunque te Enamores” y “Adiós Amor, te vas”. Nuevamente se integró al elenco de la película “Del otro lado del Puente” interpretando y haciendo éxitos como: “Me Gusta Bailar Contigo” y “Buenos días Señor Sol”.

Rocío Dúrcal canta a Juan Gabriel, volumen II incluye en su repertorio: “Me Gustas Mucho”, “No Lastimes más”, “Cuando Quiera has de Volver” y “Me nace del Corazón”.

“Aunque te Enamores”, éxito en su voz en el año 1979, recibió dos Discos de Oro por altísimas ventas y efectuó una gira por el interior de la República. Es en “Siempre en Domingo” donde estrenó la canción que dedicó a María Félix: “María de todas las Marías”.

Filmó “El Noa-Noa” a la par que grabó: “He Venido a Pedirte Perdón”, “La Frontera” y obviamente “El Noa-Noa”. Lucha Villa interpretóo “Inocente Pobre Amiga” y “La Diferencia”.

Salió al mercado la nueva producción en la voz de Dúrcal donde interpretó “Se me Olvidó otra Vez”, “Siempre estoy Pensando en ti” y “Te voy a Olvidar”.

En 1980 inició sus presentaciones en el “Stelaris” del Hotel “Fiesta Palace” hoy “Crown Plaza” de la Ciudad de México. Se convirtió en éxito del año “He Venido a Pedirte Perdón”.

Grabó el primer disco con mariachi para BMG Ariola incluyendo “Ya para qué”, “Arriba Juárez”, “Silencio ¿Por qué silencio?”, “Mis ojos Tristes” y “Cuando quieras, Déjame”.

Realizó los discos “Con tu amor” y “Rocío Dúrcal Canta a Juan Gabriel Volúmen V” donde se incluyeron: “Te llegará mi Olvido”, “Te juro que Nunca Volveré” y “Tú Sigues siendo el Mismo”.

Se trasladó a Texas en 1981 para aprender inglés, mientras la película “El Noa-Noa” rompía record’s de exhibición y es proyectada para el público soviético en el Festival Internacional de Tashkent.

Realizó su primera y única grabación español-inglés “Sin tu Amor” (“Without your love”). El programa “Siempre en Domingo” le rindió homenaje a su brillante carrera y sus club’s de admiradores le ofrecieron una cena en honor a su Décimo Aniversario de Trayectoria Artística.

Grabó su disco con mariachi “Inocente pobre Aigo” mientras Angélica María plasmaba en una grabación “Ya no Volverás a Verme”.

“En el Nombre del Amor” se conviertió en La Canción Más Escuchada en la Radio en 1982. Se estrenó la película “Es mi Vida” y terminó una producción para Aída Cuevas.

Grabó “No me Arrepiento de Nada” con Estela Núñez y a dúo con Rocío Dúrcal “Perdóname, Olvidalo”. La producción titulada “Rocío Dúrcal Canta lo romántico de Juan Gabriel” incluyó los éxitos: “Tenías que ser tan Cruel”, “El más Querido” y “¿Por qué fue que te amé?

En el Teatro de los Estudios Universal debutó en cabaret en el ‘El Patio’, mientras “La Farsante” se convirtió en rotundo éxito. Rocío Dúrcal interpretó “Frente a Frente” y “Tu que Fuiste” en un disco y en Cosas de Enamorados: “No me vuelvo a Enamorar”, “Ya lo sé que tú te vas” y “Si Quieres”. Juntos rompieron record’s de asistencia en un concierto en ‘Florida Park’.

Fue distinguido como “Mister Amigo 1984” en Brownsville, Texas. De nueva cuenta, se hizo acreedor al premio de “El Heraldo” como Artista del Año. Se presentó en el programa “El Estudio de Lola Beltrán”.

“Querida” permaneció todo ese año en Primer Lugar de Popularidad. Realizó una gira por Estados Unidos. Lanzó el disco “Recuerdos II”. Se presentó en “El Patio” 40 noches. Realizó un disco para Aída Cuevas con “Jamás te Prometí un Jardín de Rosas”, “Quizás Mañana”, “Yo creo que es Mejor” y “Ahora que te vas”.

Para “Rocío Dúrcal canta a Juan Gabriel Volúmen VI”, incluyó los éxitos “Amor Eterno”, “Costumbres” y “Te Quiero Mucho”. Produjo el disco “Rocío Dúrcal/Juan Gabriel Volúmen I Frente a Frente”.

La Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York lo premió como “El Artista Más Destacado del Año 1985”. Viajó a Madrid, España a grabar con Rocío Dúrcal.

Realizó presentaciones en el interior de la República Mexicana. Cantó en Venezuela y se consagró en América Latina. Produjo “Lucha Villa Interpreta a Juan Gabriel” donde se incluyen éxitos rotundos como “No Discutamos” y “Ya no me Interesa”.

Se presentó en ‘El Patio’ con lleno absoluto y dio a conocer el acetato “Pensamientos”. El 5 de octubre de 1986 el alcalde de los Angeles, California, Tom Bradley, instituyó “El Día de Juan Gabriel”.

El 2 de septiembre de 1987 inauguró la “Casa Hogar Semjase”. En presentación en Puerto Vallarta, Jalisco, recibió la ‘Guirnalda de Oro’ otorgada por “La Guirnalda”. En la Reseña de Acapulco, estrena “Debo Hacerlo”, revolucionando el mundo musical y alcanzando millonarias ventas.

Inició una exitosa gira a Venezuela, Colombia y Ecuador por más de tres meses en 1988. Rindió homenaje a Luis Alcaráz y participó en un maratónico programa de ‘Mala Noche, ¡No!’, cantando durante más de ocho horas continuas.

Se presentó en Las Vegas, Nevada y produjo “Desde Andalucía” para Isabel Pantoja. En 1989 permaneció un mes con lleno absoluto en “Premier”. Realizó una actuación masiva en el “Estadio del Atlante”, obteniendo, como es costumbre, rotundo éxito y estableciendo récord al cantar ante más de 60 mil espectadores.

Firmó con Bertelsman de México (BMG) en 1990. Hizo tres conciertos en el “Palacio de Bellas Artes” a beneficio de la Orquesta Sinfónica Nacional. Llenó la Plaza de Toros México en concierto a beneficio del “Patronato del Voluntariado Nacional”.

Lanzó el álbum doble “Juan Gabriel en vivo desde el Palacio de Bellas Artes” rompiendo récord de ventas en disco compacto y lanzando al mercado el video-home de su actuación.

En 1991 se presentó en “Premier” por tres meses consecutivos, de martes a sábado, con localidades agotadas diariamente.

En la Convención Anual BMG, en Cancún 1991, le otorgaron Discos de Oro y Platino por Venta de más de 30 Millones de Discos.

Hizo diez conciertos en el “Auditorio Nacional” ante más de cien mil espectadores y ante más de veinte mil en el “Palacio de los Deportes”.

Posteriormente hizo gira por la República Mexicana, Estados Unidos, Centro y Sudamérica. En 1993 rompió récord de actuaciones en ‘Auditorio Nacional’, ‘Rose Bowl’ de Pasadena, California; “Estudios Universal” de Los Angeles, California y ‘Radio City Music Hall’ de Nueva York. Al mismo tiempo, produjo temas inéditos en un disco para Mona Bell, titulado “Enamórate”.

Lorenzo Antonio lanzó “Mi tributo a Juan Gabriel”. Firmó un contrato de exclusividad con Discos BMG y salió el sencillo “Pero qué Necesidad” en forma espectacular.

Después de ocho años de ausencia discográfica, en Los Cabos, Baja California, dio a conocer a los medios de comunicación la producción: “Gracias por Esperar”.

Desde entonces no paró de cantar hasta el domingo 28 de agosto del 2016 que sufrió un infarto después de un concierto que ofreció en Los Ángeles, California.

Se fue el personaje. Nace la leyenda. Seguiremos deleitándonos con sus canciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *